David Nicholls: One Day

Hace tiempo quería tomarme unas líneas para hablar de este libro. La primer vez que oí de él fue de boca de Marian Keyes (o de teclado, porque fue en un newsletter). Comentaba que le había hecho llegar una copia avanzada y que luego de leerlo supo que nunca iba a escribir así y que era admirable y no sé qué otras cosas.
Desde entonces estuve atenta. Jodí mucho, pero mucho, a los de Kel y me puse más insistente cuando me enteré que estaban haciendo la película (*). Finalmente, en noviembre del año pasado, lo conseguí. En Kel, para quien esté interesado. (O sea en inglés, lo siento).
One Day es una obra maestra. ¿Cómo seguir tan precisamente la vida de dos personas, con sus preocupaciones y visiones del mundo a través de 20 años, sin que nada resulte incongruente? Dex y Em son los mismos a los 20 que a los 40 y sin embargo tan, tan distintos.
La historia nos presenta a Dexter Mayhew y Emma Morley, dos ingleses que se conocen el día que se gradúan de la universidad, el 15 de julio de 1989. Después, los seguimos visitando cada quince de julio durante veinte años.
No voy a revelar nada de la historia porque cada giro es lindo de descubrir, pero por supuesto que es una historia de amor. Dex and Em, Em and Dex... están hechos el uno para el otro, pero es mágico ver cómo eso se hace evidente por momentos e insondable en otros.
El autor es un actor inglés que se llama David Nicholls y que ya escribió otros libros que obviamente ahora están en mi lista para cuando tenga plata. Es increíble la forma que tiene de *ser* Dexter y *ser* Emma tan precisamente. Las cartas de Dexter a Emma durante su viaje son impagables, y la forma en que ella es, y siente, y actúa es tan de... mujer, digamos, que es extraño saber que un hombre le dio vida. Son reales, los dos. Vienen fallados ambos y por eso son tan creíbles y queribles.
Hay una frase en esta novela que es tan definitiva, tan cierta y cruda, que no deja lugar a dudas de lo imposible que son algunas cosas. Reproducirla sería arruinar la sorpresa, pero cuando una la lee sabe que esas palabras son perfectas y encierran toda la tristeza del mundo.
 
Quiero recomendar a todo quien vea esto que LEA esta novela. Algún día será traducida al español, espero, y me gustaría que todas las personas que aspiren a ser escritores recorran estas páginas porque encierran la magia de conocer exactamente cómo contar una buena historia, que al vivirla puede ser cotidiana y común, pero contada es extraordinaria.
Los protagonistas son personajes que no vimos antes. No son Romeo y Julieta, no son Darcy y Elizabeth, no son Rhett y Scarlett. Son Dex & Em, Em & Dex.
 
(*) La película no logra mucho, aunque vale la pena verla porque Jim Sturgess ES Dexter Mayhew.