Más de mi gata porque se me canta

¡Hola! ¿Se acuerdan de Salinger, la gata humanizada por mis pobres habilidades de crianza? Bueno, en enero la filmamos en un momento tierno, así que si les provoca (me encanta esa expresión), véanlo (de paso ven mi cara de día de calor):