Después del "vivieron felices para siempre" - *Spoiler Alert*: vacío

Acaba de sucederme un acontecimiento inédito en mi vida: terminé de escribir una novela O_O
Si bien siempre fantaseé con que era posible poner el punto final de algo a pesar de los momentos de frustración, los bloqueos, los capítulos enteros desechados, la fiaca que me daba contar todo lo que había que contar... ahora, con el dichoso punto final incrustrado en la página y todo dicho: ¿qué?
Es como una soledad extraña, un duelo sin sujeto. Durante casi un año, estos personajes me acompañaron las 24 horas del día (cuanto más inoportunos, mejor) susurrándome conversaciones, secretos, vueltas de tuerca que todavía no había resuelto, posibilidades. Ahora desaparecieron. Ahora ya sé qué les pasó. Ahora están en el lugar adónde tenía que guiarlos, pero lo que me cuesta es soltarles la mano y dejarlos ahí. Me quedan las revisiones, las correcciones. Pero el qué va a pasar que me mantenía preocupada y ocupada, ya se definió.
Todos estaban vivos para mí, y ahora son amigos de quienes tengo que despedirme.
Para dejarle lugar a otros, quizás (ojalá), pero no van a ser los mismos y estos ya no están.

0 comentarios:

Publicar un comentario