Nudos en la garganta

¿Sabías que cada sentimiento que una se traga se vuelve una presencia física? Después de dejar un buen peso en tu corazón, lo que no decís se escurre a través de los poros de tu piel y toma forma, externa a vos.
¿De qué? Bueno, depende del sentimiento, de su origen, su fuerza y su destino.
Los pájaros son cada "te amo" que no se dijo. Quedan libres por el cielo, sorprendiendo a gente anónima de vez en cuando con una melodía que, sin explicación, los hace sonreír.
Los perros de la calle son los "te necesito", y se dedican a acompañar a la gente que está sin rumbo, o perdida, o se siente sola. Estás sentada en una plaza tratando de aislarte hasta de vos misma y, puf, de pronto tenés un perro haciéndote compañía, de la nada. Se queda con vos y después se va, dejándote el rato que compartieron de regalo.
Los gatos... los gatos son las contradicciones, lo que no decís porque no sabés ponerlo en palabras. Por eso, se quedan con vos pero nunca sabés con seguridad si es por amor, por comodidad, por conveniencia... pero de vez en cuando te hacen sentir especial, así que...
Las flores son las gracias que no se dan, quizás por vergüenza. "Gracias por ser mi amigo", "gracias por aceptarme como soy", "gracias por mostrarme lo equivocada que estoy". Salen de nosotros y se convierten en pedacitos de color que adornan el mundo para todos, volviéndolo más lindo.
Y así es con todo.
Esto no significa que si de pronto empezamos a decir absolutamente todo lo que pensamos, estas criaturas van a desaparecer. Hay sentimientos que ya no tienen su destino disponible. Hay "te amo" que no tienen más opción que morirse en la garganta, cicatrizarse en el corazón y salir a volar al cielo, para acercarse un poco a la persona que ya no está.
Por eso, los "te extraño" se convierten en granos de arena y en piedras de montaña. Porque es imposible entregarlos, imposible deshacerse de ellos. Imposible contarlos, imposible olvidarlos, imposible borrarlos.
Y ni siquiera voy a sacar el tema de las estrellas.

0 comentarios:

Publicar un comentario